ODS12: PRODUCCIÓN Y CONSUMO RESPONSABLES

ODS12

Comenzaré este artículo con un dato, que por lo menos a mí, me dejó pensando más de lo habitual, el cual dice así:  “Si la población mundial llegase a alcanzar los 9600 millones en el año 2050, se necesitaría el equivalente de casi tres planetas para proporcionar los recursos naturales precisos para mantener el estilo de vida actual”. 

O sea, en 28 años más estaremos en grave peligro si la población mundial aumenta. 

Por otro lado, ¿Sabías que en el 2021 Chile fue el primer país de América Latina en agotar sus recursos naturales? Recursos que debían durar el año completo (2021), pero solo alcanzó para mayo de ese año dejando al país con un sobregiro ecológico, en donde nuestra nación quedó duramente afectada. Sin embargo, esto es algo que se repite, ya que, en el 202o también ocurrió lo mismo.  

 

Entonces, ¿Qué plantea el ODS 12? 

El objetivo número 12, habla de garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles. Eso quiere decir, que como terrícolas debemos perseguir una transición de los modelos económicos, productivos y de consumo hacia la sostenibilidad, dado que los recursos del planeta no son ilimitados. 

Hoy en día, debemos hacer más y mejor con menos, es decir, hacer uso eficiente de estos recursos y promover los estilos de vida sostenibles y promover la economía circular”. 

 

¿A qué nos referimos con economía circular?  

Nos referimos a compartir, arrendar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar los materiales y productos existentes durante el mayor tiempo posible. Pero ¡ojo! No se trata únicamente de la producción y el consumo de todos aquellos bienes o servicios que necesitamos para tener una vida equilibrada. La economía circular también nos invita a tomar acción sobre los cambios meteorológicos, a elegir energías reutilizables y otro tipo de decisiones sociales en las políticas públicas y, fundamentalmente, la educación.


Metas del ODS 12 

1.- Aplicar el Marco Decenal de Programas sobre Modalidades de Consumo y Producción Sostenibles, con la participación de todos los países y bajo el liderazgo de los países desarrollados, teniendo en cuenta el grado de desarrollo y las capacidades de los países en desarrollo. 

2.-  De aquí a 2030, lograr la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales. 

3.-  De aquí a 2030, reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita mundial en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y suministro, incluidas las pérdidas posteriores a la cosecha. 

4.-  De aquí a 2020, lograr la gestión ecológicamente racional de los productos químicos y de todos los desechos a lo largo de su ciclo de vida, de conformidad con los marcos internacionales convenidos, y reducir significativamente su liberación a la atmósfera, el agua y el suelo a fin de minimizar sus efectos adversos en la salud humana y el medio ambiente. 

5.-  De aquí a 2030, reducir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reciclado y reutilización. 

6.-  Alentar a las empresas, en especial las grandes empresas y las empresas transnacionales, a que adopten prácticas sostenibles e incorporen información sobre la sostenibilidad en su ciclo de presentación de informes. 

7.-  Promover prácticas de adquisición pública que sean sostenibles, de conformidad con las políticas y prioridades nacionales. 

8.-  De aquí a 2030, asegurar que las personas de todo el mundo tengan la información y los conocimientos pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza. 

a- Ayudar a los países en desarrollo a fortalecer su capacidad científica y tecnológica para avanzar hacia modalidades de consumo y producción más sostenibles. 

bElaborar y aplicar instrumentos para vigilar los efectos en el desarrollo sostenible, a fin de lograr un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales. 

c-  Racionalizar los subsidios ineficientes a los combustibles fósiles que fomentan el consumo antieconómico eliminando las distorsiones del mercado, de acuerdo con las circunstancias nacionales, incluso mediante la reestructuración de los sistemas tributarios y la eliminación gradual de los subsidios perjudiciales, cuando existan, para reflejar su impacto ambiental, teniendo plenamente en cuenta las necesidades y condiciones específicas de los países en desarrollo y minimizando los posibles efectos adversos en su desarrollo, de manera que se proteja a los pobres y a las comunidades afectadas. 


¿Cómo contribuir al logro de este objetivo? 

Primero que todo, debemos dejar de ser seres individualistas. Está bien pensar en el hoy pero no apliquemos ese término de mala manera.  

Al mismo tiempo, si pensamos como empresarios, trabajadores o integrantes corporativos, podemos lograr este ODS número 12, invirtiendo en eco-innovación para el desarrollo de prácticas y tecnología más sostenible, realizando un informe de progreso o memoria de sostenibilidad para  informar a tus grupos de interés sobre la contribuciones e implicaciones de tu empresa en materia de sostenibilidad. 

Todas las acciones cuentan. Desde elegir productos no contaminantes a realizar acciones de marketing de menor impacto en tu huella de carbono. En la medida en que seamos más responsables como empresa frente a estas temáticas y seamos capaces de transmitirlo a nuestros clientes estaremos colaborando en el logro de este gran Objetivo de Desarrollos Sostenible.  

¿Te pareció útil este contenido? ¡Comparte!

Ir al contenido