Crecer económicamente y ser sustentable al mismo tiempo, ¿es posible?

Imagen artículo Crecimiento sustentable

Economía y ecología son dos términos que se han visto enfrentados en el último tiempo porque el modelo económico actual, o el que más predomina, se caracteriza por ser depredador de los recursos naturales del planeta y pareciera no tener control en ninguna etapa de su cadena de producción para ser más respetuoso con el medioambiente. Y su consecuencia es que crecer económicamente y ser sustentable podría ser un escenario inalcanzable.

Las y los consumidores que, a través de internet, se han nutrido con información relacionada con la preservación de los ecosistemas, han encontrado en las plataformas digitales, espacios de interacción y de recomendaciones al momento de tomar decisiones sobre realizar o no la compra de un determinado producto o servicio. Cuando la estrategia de marketing está alineada a los objetivos de la plantificación estratégica de la empresa, sólo se pueden esperar buenos resultados y se podrá segmentar de mejor manera a sus potenciales clientes.

¿Pero qué rol juega el marketing para este crecimiento económico y en lo medioambiental? Un rol fundamental, pues el marketing sostenible tiene claro en sus principios la promoción de prácticas acordes a la sustentabilidad y se vuelve responsable de sus acciones, buscando apoyar el desarrollo de empresas con propósito y de crear campañas que fomenten el consumo responsable en la sociedad.

 

Ser sustentable y proyectar un crecimiento a través de productos más ecológicos

Ya lo mencionamos, pero las redes sociales se han vuelto un espacio donde muchas marcas pueden triunfar a través de una estrategia de marketing pensada para las personas que están buscando productos que tengan un impacto positivo en el planeta.

Nada es por azar. Una fotografía, un video o una historia en un post deben estar pensados de antemano y no sólo coincidir, sino alinearse a todos los valores que la marca y la empresa representan.

Muchas veces los productos que son fabricados con materiales reutilizados o reciclables pueden costar un poco más caros que los de plástico. Sin embargo, ¿cómo logran de igual forma ganar un lugar en el mercado? Y como lo mencionamos en otro artículo, tener a la vista el perfil del consumidor verde detallado y especificado, es clave para crear una estrategia que apunte a los compradores efectivos o potenciales, porque, sin ninguna duda, estarán dispuestos a desembolsar un poquito más de sus bolsillos para adquirir productos que no generan contaminación ni son agresivos durante su producción con el ecosistema.

 

Visibilidad online: si no te encuentro, no existes

Si bien hemos mencionado las redes sociales como las reinas del mundo digital para interactuar entre usuarios y las marcas, la visibilidad online no puede sólo recaer en Instagram o TikTok. La visibilidad online también se complementa por un buen sitio web donde la estética se combina con una navegación intuitiva que posibilite el conocimiento del producto o servicio rápidamente para así comprarlo sin tener que buscar en un menú o por categorías.

Respecto al posicionamiento en buscadores, muchas empresas no invierten tanto en SEM (posicionamiento de pago), porque Google, que cambia sus algoritmos cada cierto tiempo, está premiando el contenido de valor y calidad que existe en el sitio para así colocarlo dentro de los primeros resultados de búsqueda. Y si las palabras clave de todos los sitios que interactúan con tu plataforma central están bien seleccionadas, el tráfico se dará de manera orgánica. La idea no es competir con otras empresas que estén vendiendo lo mismo o algo parecido a lo tuyo, sino más bien, utilizar palabras que tu segmento de clientes está buscando comprar y consumir.

 

Interacciones de calidad por sobre cantidad

Enamorar tu público no es fácil pero las empresas que tienen un motor sostenible tienen un poquito más fácil el camino. Cuando una marca genera empatía y demuestra las prácticas que realiza para crear un mundo mejor, ya sea desde lo social o medioambiental, provoca que las personas tengan un pensamiento positivo hacia ella y la posiciona en un buen lugar. Incluso es posible que jamás haya comprado el producto, pero por todo lo que ha visto sobre esa marca, tiene seguridad al momento de recomendarla a sus pares.

Crear esa fidelidad es posible a través de un blog, herramienta fundamental para el marketing online, ya que es la vía para hablar a favor de una empresa. Además, el inbound marketing fomenta este tipo de publicaciones porque no se centran en contenido que tenga como fin el vender, sino de entregar información útil a la audiencia para que así, al momento de comprar, considere a la marca como primera opción porque ya se habrá generado una sensación de familiaridad y confianza.

Y es por eso que no es cantidad, sino calidad, incluso en los posts que se suben a las redes sociales. Siempre es recomendable tener una estrategia de contenido, una grilla para dar más orden, y cuidar el diseño que tiene cada publicación, ya que también habla de la profesionalidad de la empresa.

 

Crecer para cambiar el mundo

No por ser una empresa adherida a la economía circular significa que nunca será de consumo masivo porque con una buena estrategia de marketing, esto es posible. A muchas de estas empresas las mueve los principios de crear entornos más en equilibrio con el medioambiente a través de productos o servicios que no impacten de manera negativa en su utilización o fabricación.

Aunque no tengan un fin lucrativo como premisa, sí buscan crecer económicamente sin tener que implementar acciones que impliquen poner en riesgo a nuestro planeta. Buscar comunicar su mensaje a través del inbound marketing1, por ejemplo, sin tener que crear necesidades o deseos de compra donde no las hay, son pequeñas decisiones que las desligan de la otra forma de hacer negocio.

Consumir responsablemente y evitar el uso excesivo de los recursos naturales en la fabricación de productos puede ser rentable si nos enfocamos en utilizar al marketing como herramienta a favor de la promoción de la economía circular y como una instancia para reconfigurar nuestros hábitos de consumo.

Referencias

  1. INBOUND MARKETING: IMPACTO ECONÓMICO Y RENTABILIDAD

recursos adicionales

contenido relacionado

Suscríbete al blog

¿Te pareció útil este contenido? ¡Comparte!

Ir al contenido